Zoom Produit

Transpiración de pies, una molestia que tiene remedio

Si sufres cada vez que te quitas los zapatos en casa de tus amigos o en el médico a causa de la transpiración de pies, respira tranquilo: ¡hay remedio! De hecho, existen distintas soluciones para combatir los pies húmedos. La transpiración de pies suele provocar también malos olores en tus zapatos, otra situación embarazosa. Desde Sarenza te ofrecemos algunas recomendaciones para acabar con estos problemas.

Transpiración de pies: baño con sales y crema desodorante

Hazte a la idea de que para luchar contra la transpiración de pies vas a tener que mimarlos durante varios minutos todos los días. Al final de cada jornada, regálate un rato de relax y sumerge tus pies húmedos en agua tibia con sales de baño revitalizantes. También puedes reducir la transpiración de pies aplicándote crema desodorante cada mañana. Esto te valdrá para mantenerlos secos y frescos durante el día. Tampoco dudes en llevar en tu bolso un minispray con desodorante para pies. Cómodo y eficaz, se aplica sobre los pies desnudos o a través de las medias y pantys.

Transpiración de pies: ¡zapatos al congelador!

Un método eficaz contra la transpiración de pies es cambiar las plantillas normales por otras antitranspirantes que venden en farmacias. Para que desaparezcan todas las bacterias ocasionadas por una transpiración excesiva, introduce tus zapatos en una bolsa de congelado y mételos en el congelador durante toda la noche. Si persisten los malos olores, puedes echar bicarbonato sódico en tu calzado. Si aún así sigues desesperado por la transpiración de pies, pregunta en la farmacia por productos especiales.