Zoom Produit

Todas las ventajas de los aceites esenciales para pies

Los aceites esenciales para pies, además de ser naturales y nutritivos, cuentan con otras muchas ventajas para los pies. Gracias a sus cualidades relajantes y suavizantes, constituyen una auténtica fuente de bienestar. Puedes disfrutar de la experiencia con un baño de aceites esenciales en tu propia casa, regalándote un cuidado de pies casero. Desde Sarenza te damos algunas ideas.

Baño de agua caliente con aceites esenciales para pies

No hay nada mejor que los aceites esenciales para pies para relajarse. Prepara el mejor baño de aceites esenciales y ¡a disfrutarlo! Te facilitamos los elementos imprescindibles de la mezcla milagrosa: 10 gotas de aceite de esencia de limón, otras 10 gotas de aceite de esencia de ciprés, 3 gotas de aceite de esencia de ajedrea y 3 cucharadas soperas de aceite de oliva. Echamos el mejunje en un barreño con agua caliente y sumergimos los pies limpios. ¡Por fin ha llegado el momento de relajarse!

Elabora una crema nutritiva con aceites esenciales para pies

Si te gusta cuidarte, no deben faltar en tu casa los aceites esenciales para pies. Nunca se sabe cuándo puede apetecer un baño de aceites esenciales. También puedes usarlos para otros cuidados. Para una crema nutritiva para los pies, funde 10 gotas de aceite de onagro y 25 mililitros de aceite de almendra con 3 gramos de granulados de cera de abeja en un baño María. Saca el bote y bate su contenido. Agrega 4 gotas de aceite de esencia de rosa, sándalo y limonero y bate de nuevo. La mezcla se espesará al enfriarse. Aplícala con delicadeza sobre tus pies y disfruta del masaje.