Zoom Produit

Gommage de pies, el remedio a la sequedad

¿Sabes lo que es un gommage de pies? Quizás no te suene, pero toma nota para evitar que sufran y mejorar su aspecto. Hacerse regularmente un gommage de pies y completarlo con otros tratamientos para pies como una hidratación será el mejor regalo para tus compañeros de viaje. Los pies se pasan casi todo el día dentro de los zapatos, donde tienen que protegerse volviéndose secos y rugosos.

Gommage de pies con piedra pómez o masaje con crema exfoliante

El gommage de pies es el mejor aliado para acabar con los pies secos y las durezas y callosidades. Someterse a un gommage de pies por semana será suficiente para eliminar el exceso de pieles muertas o la piel seca. Estos tratamientos para pies se realizan frotando una piedra pómez sobre el talón o masajeando tus pies con una crema gomante a base de sales naturales y aceites con esencias. Si tomas estos tratamientos para pies por costumbre, tus pies empezarán a agradecértelo.

Gommage de pies a la vieja usanza

¿No te gustaría tener los pies suaves como los de un niño? No es tan difícil si coges el hábito de realizarte un gommage de pies. Sigue un viejo remedio de tu abuela: meter los pies en una palangana con agua caliente y sal gorda, permanece con ellos dentro entre 10 y 20 minutos y frótalos después con una piedra pómez para un correcto gommage de pies. Después de haber secado tus pies, estos tratamientos para pies tienen que completarse con crema hidratante.