Zoom Produit

Curar un sabañón en los meses de invierno

Sarenza se preocupa por la salud de tus pies y te explica cómo curar un sabañón, esa molesta inflamación que aparece a causa del frío y la humedad. Mima tus pies y apunta estos remedios contra el sabañón para no sufrir con esas dolorosas grietas que se forman durante el invierno. Debes cuidar tus pies regularmente para evitar la sequedad de la piel y la acción de otros agentes. Aprende a curar un sabañón y, más importante aún, a prevenir que salga.

Curar un sabañón: protección contra el frío

Lo mejor es que evites tener que curar un sabañón. Esto es posible si sigues unos sencillos cuidados para que no se formen estas desagradables inflamaciones. Lo primero que debes tener en cuenta es protegerte del frío con calcetines de lana y zapatos cómodos. Otro consejo primordial: nunca sumerjas tus pies helados en agua ardiendo, siempre es mejor que se calienten a temperatura ambiente antes de mojarlos. ¿Más remedios contra el sabañón? Una alimentación sana con vitaminas A, B3 y D. También puedes curar un sabañón preventivamente con espino blanco, una planta medicinal.

Curar un sabañón con remedios de la abuela

Para saber cómo curar un sabañón, basta con mirar al pasado y ver cómo lo hacían nuestras abuelas: baño de pies durante 20 ó 30 minutos, de dos a tres veces al día, en una decocción de apio y nabo o de hojas de nogal. Estos viejos remedios contra el sabañón resultan más eficaces si masajeas suavemente los pies con las propias hojas. Tras el baño, sécalos bien antes de introducirlos en calcetines de lana. Ahora ya sabes cómo curar un sabañón…