Zoom Produit

Cuidado de pies secos: mejora tu estética

¿Estás harto de tener los pies secos y llenos de callos? Las durezas tienen remedio si realizas un cuidado de pies secos de manera regular. Un masaje con crema para pies secos es una de esas tareas sencillas que puedes llevar a cabo en casa para garantizar la salud y mejorar tu aspecto estético. Sarenza te ofrece una serie de consejos para que te conviertas en un auténtico maestro del cuidado de pies secos.

Cuidado de pies secos: ‘peeling’ e hidratación

Si no tienes tiempo o dinero para ir a una clínica de belleza que se ocupe del cuidado de pies secos, tienes la opción de mejorarlos en tu propio hogar con unas indicaciones muy simples. Prueba empezando con un ‘peeling’ suavizante realizado con una piedra pómez o una lima. El siguiente paso en el cuidado de pies secos es sumergirlos en un baño hidratante al que puedes añadir algunas gotas de aceites de esencias o de almendra dulce. No olvides secarte bien y aplicar un masaje con una crema para pies secos, incidiendo en las partes menos hidratadas como el talón o la base de los dedos.

Cuidado de pies secos con esteticistas y podólogos

Si no basta con una crema para pies secos, acude a un instituto de belleza especialista en el cuidado de pies secos. Los esteticistas empiezan el tratamiento con un ‘peeling’ y un masaje con bálsamo hidratante y lo rematan con una máscara nutritiva. El cuidado de pies secos dura unos 45 minutos durante los cuales te relajarás mientras te miman. También puedes visitar a un podólogo para que aplique unas curas especiales a las callosidades más resistentes.