Zoom Produit

Cuidado de pies: cómo luchar contra el sudor y la sequedad en invierno

El cuidado de pies resulta más necesario en invierno para combatir la transpiración y la sequedad. También durante los meses más fríos del año aparecen callosidades molestas contra las que debemos luchar. La belleza de pies no debe descuidarse aunque no sea una época para lucirlos al aire libre. Un buen cuidado de pies no será completo si te olvidas de las uñas: límalas y aplica un esmalte protector.

Cuidado de pies: exfoliante y crema

El cuidado de pies en invierno comienza con una exfoliación que evite durezas y la sequedad. Para exfoliar correctamente, utiliza una crema gomante que elimine las pieles muertas. El tratamiento de belleza de pies continúa lijando tus pies con piedra pómez una vez por semana: quedarán suaves como la seda. Después de aclararlos y secarlos, completa el cuidado de pies con una crema especial para pieles secas. Mete tus pies en unos calcetines de algodón y espera a la mañana siguiente para disfrutar de la belleza de tus pies.

Cuidado de pies en casa: masaje con aceite

Te encanta ir de compras, ¿verdad? ¿Pero prevés un cuidado de pies al llegar a casa? Si no sabes cómo hacerlo, acude a un instituto de belleza. Unos minutos serán suficientes para restablecer la circulación sanguínea y acabar con la fatiga tras una agotadora jornada de trabajo. Si aprendes a masajear, podrás realizar el tratamiento de belleza de pies en tu propia casa. Elige un aceite y aplícalo sobre tus pies o piernas para evitar la pesadez. Un truco: comienza el cuidado de pies desde la planta hasta los dedos y céntrate luego en los tobillos.