Zoom Produit

Cuida a diario tus callos en los pies y olvídate de ellos

Son muchos quienes están condenados a sufrir por los callos en los pies, la sequedad, las durezas y demás lesiones que provocan callosidades de pies. ¿Qué hacer para evitarlo? ¿Cómo mejorar la situación de los que ya son reincidentes en estas dolencias? Sarenza te ofrece algunos sencillos consejos que te ayudarán a evitar que estas pequeñas molestias se conviertan en una preocupación diaria. Algo tan sencillo como cuidar tus pies día a día puede hacer que te olvides de los callos en los pies.

Callos en los pies: qué son y por qué aparecen

Los callos en los pies no son más que un aumento de la piel en las zonas de los dedos que rozan continuamente con el calzado. Así es que, como a nadie le gusta tener unos pies doloridos y poco estéticos, conviene que tengas en cuenta que tanto los callos en los pies como las callosidades o la dureza de pies son la consecuencia de malas posturas al andar, el uso de zapatos de tacón demasiado altos o de un calzado estrecho.

Busca soluciones para los callos en los pies

Lo más efectivo para cuidar tus callos en los pies es que realices una visita al especialista. Además, existen algunas prácticas sencillas que pueden ahorrarte disgustos y dolores. Por ejemplo, raspa las callosidades de pies regularmente y aplica cremas especiales para tratar este tipo de dolencias. También resulta aconsejable que cubras los callos en los pies con un vendaje protector y cicatrizante. Otra opción son las plantillas. Mima tus pies y ahórrate problemas.