Zoom Produit

Aprende a utilizar la piedra pómez correctamente

La piedra pómez, pese a su estética extraña que recuerda a una esponja, es un estupendo cuidado natural para los pies. De aspecto resistente y aéreo, el uso de la piedra pómez deja los pies bellos y libres de pieles muertas. Aunque son muchas sus ventajas y su uso es sencillo, es importante aprender algunas destrezas para emplearla correctamente con frecuencia. Puedes encontrarla en las farmacias y en las grandes superficies.

Piedra pómez, perfecto exfoliante que deja los pies suaves

¿Quieres conocer las ventajas de la piedra pómez? Primero, echemos la vista atrás y recordemos que las propiedades abrasivas y exfoliantes de la piedra pómez son reconocidas desde la Antigüedad. Se trata de un cuidado natural que permite exfoliar los pies sin agredirlos, además de dejarlos suaves como la seda. Como pierde aspereza con el uso, también puedes utilizarla para los dedos de los pies y otras partes sensibles de la zona.

Piedra pómez, remedio contra las pieles muertas

Para acabar con las pieles muertas y las callosidades con la piedra pómez, es fundamental saber cuál es la mejor manera de usarla. Puedes utilizar la piedra pómez todas las noches antes de irte a dormir, para que tus pies tengan así unas horas para descansar. Empieza por mojarlos en un baño de agua jabonosa durante unos 10 minutos: así se reblandecerá la piel. Coge la piedra pómez y raspa las pieles muertas con cuidado. Y para completar este cuidado natural, crema hidratante y unos calcetines.