Zoom Produit

Limpieza de zapatos sucios: haz desaparecer el barro, el agua, la grasa…

Aunque dé pereza, es necesaria una limpieza de zapatos sucios de manera regular. La lluvia, el polvo, el barro, distintas manchas… van poco a poco instalándose en tu calzado y lo convertirán en una sombra de lo que fue si no usas un limpiador de zapatos. Además de este tipo de productos, existen muchos trucos para realizar la limpieza de zapatos sucios y renovar su aspecto hasta lograr que luzcan impolutos.

Limpieza de zapatos sucios con soluciones ingeniosas caseras

No te comas la cabeza: puedes ponerte con la limpieza de zapatos sucios con productos que tienes en casa. Aunque el limpiador de zapatos de las perfumerías y zapaterías resulte efectivo, abre un momento la nevera y los armarios. Por ejemplo, basta un trapo empapado en leche descremada para dejar como nuevos tus zapatos de charol, si después pasas otro trapo seco para rematar la limpieza de zapatos sucios. ¿Qué hacer con el calzado de cuero oscuro? Las manchas salen con zumo de limón o naranja.

Limpieza de zapatos sucios con alcohol y disolvente

El alcohol es perfecto para la limpieza de zapatos sucios blancos con manchas de césped. ¿Y para eliminar la grasa? El mejor limpiador de zapatos en este caso es el disolvente. La limpieza de zapatos sucios de tela está chupada: mételos en una funda de almohada y a la lavadora. ¿Difícil, eh? Casi tanto como usar leche con limón como limpiador de zapatos de cuero blanco. ¿Y qué hacemos con el ante? La mejor opción es frotar con un cepillo de cerdas empapado en agua y amoniaco.