Zoom Produit

Coloca hormas en los zapatos y evita el dolor de pies

Las hormas para zapatos evitan que éstos te hagan daño, sobre todo cuando son nuevos. En los primeros días de uso, es lógico que te molesten. El mejor remedio para que el calzado se adapte a la forma de tus pies es utilizar pernitos para zapatos. Las hormas para zapatos más recomendadas son las fabricadas en madera, pero existen otras alternativas para que el tejido del calzado se ablande y no se convierta en un suplicio.

Hormas para zapatos: ventajas y otras soluciones caseras

La gran ventaja de las hormas para zapatos es que conserva la forma del calzado, además de absorber la humedad de la lluvia o del sudor. ¿Y si no tienes pernitos para zapatos en casa? Puedes hervir agua, colocar el calzado por encima y ensancharlo después con las manos. Eso sí, hay que tener cuidado con materiales delicados como el ante y el nubuck. Otro sustituto de las hormas para zapatos es introducir bolsas de agua congelada en el calzado y meterlo todo en el congelador. Después dejarlo descongelar… ¡y el cuero estará destensado!

El papel de periódico también funciona como hormas para zapatos

Si prefieres ahorrar, puedes usar papel de periódico en lugar de comprar hormas para zapatos. Moja las hojas, forma una bola e introdúcela como si fueran pernitos para zapatos. Aprieta fuertemente el papel contra la punta para ‘rajar’ el cuero. Este remedio tradicional surtirá el mismo efecto que las hormas para zapatos. También existe un ungüento especial que puedes untar con un pincel y dejarlo actuar durante toda la noche. Por la mañana, límpialo y ponte el calzado.